ESTADO DEL MIEDO Y BOZALES




Estamos bajo una nueva forma de gobernar, la dictadura de pandemia. ¿Cuanto hay de verdad y cuanto de exageración? La ley de Pareto dice que el 80 por ciento de los resultados son producidos por el 20% de los principios activos. Un 20% de principios activos se ha ensanchado a ocupar el espacio del 80% de modo que hay bastante falsedad, mentira y ocultamiento de la realidad de la pandemia con fines políticos y de control.

Nadie duda que ha  habido una «gripe fuerte», pero hay que saber que todos los años mueren en España entre 400 mil y 500 mil personas por complicaciones gripales sobre todo en franjas de edad elevada cuando las defensas naturales ya no funcionan con eficacia normal. El registro de defunciones del Ministerio de Sanidad en el periodo 1.1.20 a 20.12.20 daba menos defunciones que las del mismo periodo de 2019.

Y esa gripe fuerte, como dice el Dr. Escudero un sabio de la medicina que podía operar a sus pacientes con anestesia mental,  se ha convertido en un arma política para imponer una dictadura del miedo sobre la población.  En un Estado de Derecho ante una pandemia el que quiera que se confine, pero no se puede hacer a la fuerza y durante dos cuarentenas seguidas llevando a  las colas de la caridad pública a la gente más humilde o a la ruina a los que viven de un trabajo asalariado suspendido o de un negocio cerrado manu militari,  esto no es ninguna gripe española que amenace la muerte a escala de millones de personas. Aquí hay gato encerrado, ocurre algo muy extraño. Parece un fenómeno que oculta una física invisible. De entrada, el gobierno español no es quien realmente dirige este cotarro que tiene ámbito mundial.  La élite global (un consorcio de poder económico y político que controla los grandes centros financieros y políticos) ha tomado el control de la vida cotidiana de la gente, aprovechando la coyuntura del virus. De esa élite  que parece que quiere acabar con la humanidad, vemos su brazo armado la OMS, una agencia corrupta de la ONU vendida al poder de las farmacéuticas y la industria luengos años quien quiera saber lo real y no lo aparente.

¿Qué planes tienen los globalistas?

Alargar las medidas totalitarias todo lo posible, hasta la extenuación, usando el poder de los medios de terror informativo que están controlados por los grandes fondos de inversión y estos son parte de la red mundialista. El ejemplo de las elecciones de EEUU pone de relieve que no son fiables los resultados electorales controlados por empresas informáticas que los globalistas tienen a sueldo, en España van a celebrar elecciones cuando ellos quieran y los resultados serán los que ellos decidan. La democracia y el Estado de Derecho ha muerto ante nuestra pasividad. Nos rige el Estado de Miedo y la Dictadura de los Bozales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *